sábado, 23 de septiembre de 2017

CONSTRUIR RELACIONES DESDE EL CONTROL O DESDE LA CONFIANZA

Esta semana pasada reuní a todo mi equipo para mostrar, compartir y agradecer el buen trabajo que están realizando, los  logros, retos, objetivos y acciones que están llevándose a cabo.


Durante la exposición, quise resaltar un punto que considero clave en la organización de los equipos y en el avance de estos. Aspecto con el que cada día estoy más convencido de su capacidad de engrandecer a las personas y por tanto de generar espíritu de equipo.


Habitualmente siempre buscamos tener las cosas bajo control. Desde el momento que nos levantamos y hasta el instante que nos acostamos estamos pensando continuamente en todas aquellas cosas que tenemos que hacer dentro de una hora o durante todo el día. Recomponemos la película del día o de la semana en nuestra cabeza otorgando a cada instante un premonitorio aspecto de realidad controlada. Realidad que todavía no ha acaecido pero que ya hemos creado.
Resultado de imagen de estres




Controlamos todo lo que consideramos importante. La ubicación de los libros en casa, la hora del café, tenemos bajo control lo que vamos a hacer hoy, controlamos que tiene que estudiar y cómo tiene que hacerlo nuestro hij@, el kpi de mi equipo, etc.


Nos vestimos con el traje del control diario, y así nos sentimos bien. A mayor control, mayor sentimiento tranquilidad.


Sin embargo, aparece de repente en todo este circuito cerrado, fisuras de no control. Nuestro hijo no quiere estudiar como nosotros queremos o lo que nosotros queremos, el objetivo a cumplir por mi equipo está por debajo de lo que debería estar, los libros nunca están en el lugar adecuado.
Ante esto, ¿qué hacemos?, obviamente aumentar el nivel de control.


Entonces, comenzamos a exigir ese control, elevamos la exigencia, provocamos presión en nuestro entorno.... más rápido, mejor, así sí, así no..... y nos convertimos en un seres estresados, cargados de nervios, arrebatados por nuestra razón controladora. Vivimos sin reparar en nuestra vida, obsesionados en conseguir que todo tenga orden y concierto generando en el entorno un enclave de desconcierto al principio, de silencio después, de miedo y por último de desconfianza.


Resultado de imagen de estresResultado de imagen de estres


Al final, el exceso de control lleva a que todo tiene que pasar por mí para hacer las cosas con el estándar de excelencia marcado por uno mismo. En este entorno, el otro decide aceptar y dejar que las tareas las haga mi superior.


Aparece el desánimo, la desconfianza, el silencio, el miedo.  Así, los equipos trabajan sin aportar valor, trabajan por una recompensa monetaria, pero no por una recompensa humanitaria.



Sin embargo, frente a este tipo de gestión existe otra manera de conformar la relación. Una que es más productiva, mucho más capaz de desarrollar los procesos, de aumentar la eficiencia y de conseguir tornar objetivos inalcanzables en realidades. Es la gestión de la CONFIANZA.


Resultado de imagen de confianza


La confianza provoca cercanía, aceptación del error del otro, comprensión en el proceso, empatía en la propuesta del otro.


Se abre así una línea de crecimiento en la persona, una línea que si conoce el objetivo al que llegar (control transparente) y se permite hacerlo bajo conceptos de aportación personal o grupal construyen valores sobresalientes, valores de equipos de alto rendimiento. Valores y actitudes  como autonomía, implicación, responsabilidad, honestidad y pasión.


Resultado de imagen de pasion


El miedo queda relegado a un plano inferior y se sustituye por el amor por hacer las cosas, y hacerlas bien. Ahí es dónde se genera el caldo de cultivo de un equipo de alto rendimiento, ahí es dónde está la base del Liderazgo de equipos.


Hay que trabajar desde la Confianza hacia el equipo y no desde el Control desmesurado. El primero es la piedra angular de un motor de alta potencia que empieza lento pero que avanza con fuerza inusitada.
El segundo, en entornos de exceso, provoca un cuadro aparentemente ordenado y perfecto que se apoya en un caballete carcomido por el miedo y el desánimo, afectando incluso a nuestra propia salud cada vez más estresada.


Tú que eliges, ¿construir desde el Control o desde la Confianza?
 

martes, 8 de agosto de 2017

EL MAPA NO ES EL TERRITORIO. AVANZAR ES ENFRENTARSE A NUESTRA RAZÓN.

Me imagino a Galileo Galilei allá por principios del 1616 eufórico por haber descubierto la teoría heliocéntrica e intentando demostrar ante el santo oficio que sus pruebas se basaban en la observación y por tanto en la ciencia.
Me imagino también a los partidarios de la visión geocéntrica que repudiaban cualquier teoría copernicana alegando con rotundidad la herejía e insensatez de dicha filosofía.

Me pregunto quién tenía la razón. Hoy está claro que la razón la tenía Galileo, pero por un minuto seamos un europeo del 1600, que hemos crecido aceptando como creencia que la Tierra es el centro del universo y que incluso el sol gira alrededor de esta.


Entonces, pensemos en la teoría copernicana y estoy convencido que para muchos de la época aquello les parecería insostenible, una gran mentira, una falsedad rotunda que iba en contra del conocimiento. Si nos ponemos en su piel, podemos decir que sí tenían razón.


Ahora, seamos parte del conocimiento innovador, está también claro que ellos también tenían razón.
Difícil decisión final, ¿verdad?





Algo similar podríamos imaginar  allá por 1492, cuando un navegante pensaba en llegar a Las Indias por el oeste demostrando que el mundo era como un huevo. Valiente desatino pensarían algunos cuando oyeron a Cristóbal Colón. Lanzarse al océano perdiendo de vista la visión de la costa, abordar el tremendo mundo oceánico cargado de monstruos, en definitiva ir al fin del mundo...una muerte segura.
Es muy probable que muchos pensasen así, y tenían razón porque así conformaban su realidad basada en sus propias creencias.
Sin embargo, tres carabelas zarparon a una aventura no menos cargada de razón. De una razón tan válida como la otra.
Imagen relacionada


En definitiva, todos tenemos nuestra razón.
El tema está en aumentar nuestro nivel de conocimiento y para hacerlo casi siempre tenemos que enfrentarnos a lo desconocido. Salvar las barreras, que la mayoría de las veces, están formadas por nuestra percepción, por nuestra propia creación, por nuestras propias creencias. Con todo esto formamos un mapa, nuestro propio mapa, pero este mapa no es el territorio. El territorio o realidad es mucho más.


Es entonces cuando comenzamos a preguntarnos, a dudar sobre lo que está establecido y comenzamos a accionar nuevas formas de ver, observar e interpretar el mapa y consecuentemente va aumentando la visión hacia la realidad.


¿Qué pasaría si nuestra realidad no es más que una creación de nuestros sentidos? ¿Quién tiene la razón?. Os dejo el siguiente enlace....




https://youtu.be/IV_b_LxCfM4?t=7773







lunes, 10 de julio de 2017

DE PROFESIÓN SEÑO

Esta semana he recibido la comunicación del colegio de mi hija mayor con las recomendaciones de "la seño" para este verano.
Sinceramente, hacia tiempo que no leía algo tan motivador como esto. Un resumen y una lección de vida tan sencilla como apasionante.
Creo que esta carta habría que leerla todos los días de nuestra vida al comenzar el día y al llegar la noche tendríamos que apuntar qué hemos conseguido hacer.
Leerla me ha hecho recordar, no sólo mi niñez, sino también la belleza del trabajo que conlleva ser profes@r, seño, maestr@.... Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido una figura de referencia, y estoy casi convencido que un "enseñad@r" ha marcado parte de nuestra actual personalidad.
Por eso pienso que esta profesión lleva una gran carga de magia, de ilusión, de motivación por ofrecer las herramientas para descubrir. En definitiva, ilusión para vivir.

Esta carta es toda una lección de vida. Después de leerla, decidme cuántas cosas hacéis diariamente.

"Queridas Familias:

Deseamos que durante este verano disfrutéis y hagáis de cada día, un día especial. El tiempo pasa muy rápido y cada segundo es irrepetible.

Nuestra recomendación para lograrlo es que no dejéis de amar, besar, saltar, nadar, cantar, bailar, descansar, abrazar, ensuciarse, decir cosas bonitas, perdonar, viajar, dejar volar la imaginación, explorar, escuchar música, plantar un árbol, divertirse, ayudar, pasear, aburrirse, inventar, mirar estrellas... y realizar todo aquello que habéis querido hacer durante todo el curso pero no habéis podido.
Al mismo tiempo que todo lo anterior es importantísimo que os divirtáis leyendo a diario. Elegid historias que os gusten y vivid un verano de cuentos.

Un abrazo muy fuerte de la seño"

Feliz Verano, Feliz Vida.

domingo, 2 de julio de 2017

LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA O LAS VUELTAS DAN MUCHA VIDA.



Hace unas semanas observé en una agencia de viajes una cartel promocional que me llamó la atención. Me gusto la original frase de su texto, así como la iconografía puesta hacia abajo. "Las vueltas dan mucha vida".



 Una idea genial y un resumen de la genialidad de la vida. Es cierto que cuantas más vueltas, mucha más experiencias, más conocimiento y sobre todo más amplitud de miras. La visión de nuestro entorno se va encerrando conforme vamos cumpliendo más años y nos aposentamos en nuestra razón, otorgando a ésta la virtud de la más alta exigencia de verdad y de egoísmo.

Viajamos durante el tiempo de la vida con la certeza extrema de que tenemos gran parte de razón. Un estado de egocentrismo asumido por nuestras propias experiencias que van conformando nuestra propia realidad. Incluso llegamos a defenestrar otras ideas, otras formas de pensar y otras posibles alternativas. Nos vamos encerrando en un trozo de papel cuadriculado sin querer entender que puede existir una maravillosa pared blanca donde podemos volver a reescribir nuestras creencias, cuando y cómo queramos. 

Siguiendo con las agencias de viaje, llegó a mi teléfono un video de otra compañía relacionada con los negocios de viajes. Un espléndido video que muestra la capacidad del ser humano de clavarse fijo, tal clavo en la madera, en nuestras propias creencias. Sin embargo, la maravilla del ser humano es su capacidad de sentir y es entonces cuándo uno descubre esa brizna de emoción que a todos nos envuelve y justo ahí aparece la posibilidad de seguir creciendo, seguir aprendiendo y seguir aceptando que nosotros no somos más que una suma de los otros.






Como dice Gueshe Kelsang Gyatso en su libro "Transforma tu Vida": "Por lo general, cuando tenemos problemas, culpamos a los demás, pero el verdadero culpable es nuestro egoísmo. Cuando lo hayamos identificado correctamente, debemos considerar que es nuestro peor enemigo y acusarlo de nuestras desgracias. Aunque es beneficioso tener paciencia con los demás y perdonarles sus defectos, no debemos ser tolerantes con nuestras actitudes egoístas, porque cuanto más lo seamos, más no perjudicarán. Si queremos enfadarnos con algo, debemos hacerlo con el demonio del egoísmo".

 

sábado, 24 de junio de 2017

ESCALAS DEL UNIVERSO Y DEL SER HUMANO

Actualmente hay un gran foco puesto en aquellos aspectos relacionados con el entorno motivacional y espiritual del ser humano.
En nuestro entorno las palabras coach, coaching, mindfulnes, meditación, neurociencia, inteligencia emocional, espiritualidad,  están a la orden del día. Un remolino donde muchas personas se van acercando, unas para buscar respuestas, otras para encontrar soluciones.


Sin embargo, en estos remolinos de búsqueda de identidad personal aparecen agujeros negros, que a menudo intentan aprovechar la inocencia, ignorancia y debilidad del ser humano para obtener beneficio provocando un gran daño a aquel que se acerca.
Por ello es importante asegurarse antes de entrar, conocer a quién le  voy a entregar mis secretos más profundos y no esperar soluciones milagrosas.


Hay que tener la conciencia centrada en nosotros porque nosotros somos los únicos capaces de solucionar y avanzar. Nosotros tenemos todos los recursos necesarios para solventar nuestras barreras y miedos. Nosotros somos los únicos capaces de cambiar nuestras creencias. El otro sólo puede guiar en descubrir nuestra capacidad, nunca en querer y creer que es capaz de ofrecer la solución. Ahí radica la diferencia entre estar bien o vivir en el agujero negro.


Por ello es muy importante no dejarse llevar por el vacío vaporoso de las palabras, pensando que alguien nos va a dar la solución mágica a nuestros problemas.


Si sabemos diferenciar este matiz entonces las palabras coach, meditación, energía, emocional, etc tienen mucho sentido. Porque es entonces cuando descubriremos qué aspectos son beneficiosos para nuestra salud sin tener que despreciar el conocimiento científico de la medicina, podremos conjugar la hipnosis ericksoniana con los cambios de programa sin despreciar los avances en neurociencia o neurobiología, o tal vez entendamos que trabajar en el silencio interior puede calmar y mejorar nuestra relación interna sin esperar nada más.


Soy un  convencido que la ola del conocimiento interno es algo que siempre ha existido, sólo hay que entender cómo aprovecharla para sacar la mejor versión de uno mismo, sin esperar nada más, sin convencer a nadie, y sobre todo siendo capaz de discernir entre entendimiento y estupidez.


En definitiva, conocerse es también respetar las ideas, creencias del otro sin esperar cambiar nada, simplemente aceptando que es así. Sin más, sin pretensiones, sin razones de exclusividad egocéntricas.


Creo que las escalas del universo y del ser humano es un buen video para cerrar la entrada de esta semana. Una reflexión maravillosa sobre la grandeza del ser y la abundancia de la vida.









miércoles, 14 de junio de 2017

PRECIOSA REFLEXIÓN Y....APSA

Hace más de un año  escribí en este blog una entrada en relación a Apsa.
El motivo de esa entrada fue un momento que marcó mucho, una experiencia cargada de sencillez y de mucha humanidad. En los comentarios de aquella entrada hubo uno que decía "preciosa reflexión y...." dejando puntos suspensivos.
Este blog se llama Los puntos suspensivos aumentan la inteligencia, y creo que también aumentan el espíritu y las ganas por devolver lo que otros han entregado sin esperar nada a cambio. Este hecho se llama solidaridad y también enseñanza de liderazgo.
Resultado de imagen de apsa



Ahora, esos puntos suspensivos pedían ir más allá de palabras encadenadas de emociones. Hoy estoy encantado de poder agregar un granito de arena real a aquellos sentimientos descritos. En breve se incorporará en mi empresa una muchacho de Apsa.



Estoy feliz por haber contribuido a devolver un trozo de bondad, de esa que ellos me ofrecieron a raudales hace más de un año.
Hoy observo el tiempo que ha pasado y recupero de mi recuerdo algunas fotos de ese día. Reflexiono  sobre la labor que esta asociación realiza día tras día. Es entonces cuando uno se da cuenta de la diferencia que hay entre lo importante y lo indiferente.


Pasamos por la vida corriendo, tan deprisa lo hacemos que no nos percatamos de la cantidad de belleza que dejamos de ver. Sólo atendemos a lo indiferente y apenas a lo importante y así nos va.



Resultado de imagen de apsa


Es crucial que existan asociaciones como Apsa, que nos recuerden siempre que el ser humano está hecho de emociones, que el amor es el cerebro de la vitalidad, que la pasión no se paga con dinero sino con amor, que sin sacrificio no hay recompensa, y que la mayoría tenemos tanta suerte que debemos de repartirla.



...y ahora hay un chico que está trabajando en una empresa. Pero no es un chico cualquiera, sino que es un chico que ilumina porque viene de Apsa, Asociación para salvar el amor.



Gracias y espero seguir devolviendo puntos suspensivos que aumenten no sólo la inteligencia, sino también el amor, la humildad y el respeto.

jueves, 8 de junio de 2017

SACIA TU SED CON AMOR



No me queda más que agradecer lo mucho que he aprendido en el curso de Pnl impartido por Jaume Centellas.


Sin embargo, más allá el propio curso existe un agradecimiento aún mayor, a saber; descubrir un grupo de personas con un carácter particular, repleto de un talento especial y con un fondo...sin fondo.



Más allá de  fosfenos, de metamodelo, submodalidades y diálogos ericksonianos, más allá de líneas de vida, metáforas y objetivos  hay un profundo sentimiento cargado a flor de piel por un grupo de personas difíciles de olvidar.


Creo sinceramente que este tipo de cursos deberían de ser de obligado cumplimiento en la carrera profesional y vital de cada ser humano. Creo que las técnicas de autoconocimiento, empatía, gestión de las emociones, etc deberían ser asignaturas habituales en los colegios. Probablemente algún día serán asignaturas obligatorias y entonces probablemente tendremos mejores personas, mejores profesionales, mejores líderes.


Es entonces cuando entenderemos que es mejor iluminar que brillar, escuchar que hablar, ayudar que aconsejar. Es entonces cuando entenderemos que ser feliz no es sinónimo de tener más, dejaremos de confundir deber con querer y es entonces cuando descubriremos que el talento está anclado a nuestro propio propósito vital y no al que los demás esperan de uno.



 En resumen, aprenderemos de una vez por todas  que la única herramienta que funciona realmente es el amor y que sin ella apenas podemos avanzar, aunque nos empeñemos en convencernos que no es así.



Alejandro Ojeda Pérez es un Amigo con un talento muy especial. Matrón de profesión,  escritor y cantante del alma, como segundo trabajo. Con su permiso, me gustaría compartir su canción que refleja a la perfección que el amor es el único elemento de cambio que cuanto más ofreces más devuelve.https://goo.gl/photos/Jq9sMp3x2MNAspBZ8